Wonder Woman o de cómo nada ha cambia excepto la fuerza.

Ayer, después de algunos intentos, pudimos ir a ver Wonder Woman. Es una película a la que le tenía muchas ganas, puesto que ese es mi personaje favorito desde siempre (junto con Batman – sí, soy de DC -, aunque debo reconocer que cuando decidí hacerle caso al Capitán América, Batman ha quedado el segundo). Para mi, el personaje de Wonder Woman ha representado siempre una mujer fuerte, física y mentalmente, sin prejuicios más allá de combatir el mal. Nos hemos hecho ahora todas muy fans de ella y la abrazamos como el ejemplo a seguir, pero no deja de ser la misma mierda de siempre, lo que esperan de nosotras pero con una fuerza descomunal. Teniendo en cuenta que WW es una chiquilla que sufre cuando no hay paz y que, Steve Rogers (Captain America) es para mi el superhéroe más humano – y los encuentro muy parecidos en cuanto a valores- iré comparando porqué no deberíamos querer ser Wonder Woman tal y como nos la venden en la película.

Así en líneas generales, la película me gustó: tiene buenos efectos, me recuerda bastante al tipo de filmación de 300 (en los ataques en cámara lenta, como si de viñetas se trataran) y lo que desprende a grosso modo también, puesto que tienes a una chiquilla que se ha criado en una burbuja, como buena amazonas, que es autosuficiente, que vela por la paz y la justicia. Con unos valores que debería tener toda la humanidad. Pero más allá de eso, Wonder Woman no deja de ser la mujer fina y delicada que se espera que seamos, la mujer que se enamora, la mujer sensible:

La iconografía de las amazonas está bastante presente en nuestras mentes. Cuando pensamos en una de ellas, ¿qué nos viene a la cabeza? ¿una mujer robusta como Xena o una chica finita sin ningún tipo de tono muscular como la Wonder Woman de la película? Y matizo, WW de la película porque el personaje de cómic tenía músculos. No muy exagerados, pero los tenía. Supongo que una mujer con músculos no mola, porque se escapa al cánon de “delgada, fina, bonita”. La gente que me conoce sabe que a mi me da absolutamente lo mismo como sea cada persona, es más, me gustan prácticamente todos los cuerpos del mundo, me parecen bonitos en su mayoría, pero el tema no es este, es el de cambiar un personaje por seguir un cánon estético. Nadie que haga algo de deporte se creerá que alguien sometido a un duro entrenamiento como el de las amazonas sigue siendo así, sin tono. Lo dicho, no queda bien. Pero sólo son las protagonistas, porque el resto de amazonas están fibradas (pues claro, joder, ¡entrenan! si entrenas, te desarrollas y no pasa absolutamente nada). ¿Si WW hubiera sido gorda, ¿la hubieran puesto delgada? Es más, para que todavía nos queme un poquillo más, el protagonista está fibrado. Claro, no puede ser que salga un chico desnudo y que no tenga músculo. Todas sabemos que si hubiera sido Wonder Man, habrían procurado que fuera culturista (repito, no es nada en contra de la actriz ni muchísimo menos, sólo faltaría).

De hecho, Steve Rogers sufre una mutación genética y de ahí a que sea el icono que es. Pero Rogers era un tirillas. ¿Hubiera quedado bien que sacara la fuerza de la nada un Capitán América tirillas? Claro que no. Aunque el personaje es así, como es. Igual que WW tiene músculos en las ilustraciones.

Espero que si alguna vez se rueda She Hulk, no pongan a una persona totalmente sin tono muscular pintada de verde, porque eso ya será un claro SE RÍEN DE NOSOTRAS.

WW es “wonder” porque le gustan los niños: ve un bebé y “ohhhhh un bebé”. Instinto maternal. Inherente a toda mujer que se precie. Nos la han vuelto a colar, hay mujeres que no quieren ser madres. No es una crítica a quien quiera serlo: es que siempre va de la mano. Ahora pregunto (porque no soy omnisciente): ¿hay algún superhéroe macho al que se le coloque un bebé? Leónidas es padre y se ocupa de su hijo; que está con Gorgo y se queda con ella cuando se va a la batalla de las Termópilas. Pero los Espartanos son otra historia. Y es sufrida, muchísimo; la ves cómo simpatiza con el dolor ajeno, porque nos han enseñado eso. ¿Acaso a Steve Rogers no le afecta lo que le pase a la gente? Pues claro, por eso lucha por su patria. Y aún siendo el superhéroe más humano según mi parecer, sigue guardando la distancia: empatiza, no simpatiza. Simpatizar puede llevarte a ser irracional, puesto que sufres lo ajeno como propio, y no serás objetivo. Tenemos otro cliché más para el saco <3.

Y así, a grandes rasgos, lo que más me fascinó es que Wonder Woman luche por el amor <3. El Capitán América también lucha por el amor, el amor a unos ideales. Como todos, luchan por algo. Pero Wonder Woman lucha por el amor romántico, el que despierta cuando le dicen “te quiero”. Cuando se da cuenta de que está enamorada. Está claro que tiene todo el derecho del mundo a enamorarse, el ya mencionado Capitán América se enamora. Y también lucha por el amor, por el amor a sus ideales, por la paz, no por el amor romántico. La amazona que no se sentía inferior a los hombres, que los trataba de iguales, pasa a subyugarse a lo de siempre.

En resumen, como película y valores en general, está bien. Pero si queréis ser Wonder Woman, sedlo de verdad, no un holograma de mujer empoderada.

Previo al Císter (femenino) en Catalunya – o sea, aquí no hablamos de Císter todavía.

Después de un tiempecito de barbecho, asumiendo pérdidas y planteándonos un cambio de blog, lo retomo como lo que quiero que sea: un blog de deporte, de medievalismos y de frikadas. Así no pensamos tanto en el nombre del nuevo site como en contenidos para este :P. Así pues, ¿qué mejor manera de reanudarlo con una entradita sobre la presencia femenina en el monacato tras la reforma de Cluny – en Catalunya-? Como es comprensible, hablar de 4 siglos puede ser muy largo, así que este tema se desarrollará en 3 entradas (bueno, una leve idea del asunto, siempre digo que “sé poco de mucho“). Siempre ha habido presencia femenina pero como siempre, tenía menos repercusión. No obstante, en el Cristianismo, todas las reformas afectaban a todos sus devotos y acólitos, ya fueran hombres o mujeres, y una de las más bestias fue la de Cluny: tuvo mucha presencia en la Francia de los siglos X – XI, y quiso dar un giro a la ostentación, una especie de return to the roots o imitar el supuesto modus vivendi de Jesucristo.

Para quien no lo sepa, el establecimiento del Cristianismo como religión oficial fue un proceso relativamente lento: los primeros cristianos del siglo I sufrieron numerosas persecuciones* hasta que no fueron reconocidos, en el siglo IV. No obstante, a pesar de todas las dificultades que sufrían esas formas de cristianismo primigenio, había agrupaciones que se mantenían firmes en sus ideologías y creencias, en las que encontraríamos grupos femeninos, masculinos y mixtos, y practicaban una religiosidad parecida al monacato (en realidad, fueron los orígenes de éste).

¿Cómo han evolucionado estos modos de vida monásticos desde sus orígenes?

Han pasado por tres etapas: la regla de San Benito*, la reforma de Cluny y, poco después, el Císter. Como hemos dicho, afectaron a cualquier comunidad monástica independientemente del género practicante. Matizo, comunidad monástica. Había gente que no quería el ascetismo lifestyle para sí mismo, como podemos ver en la cúpula del cristianismo (que pocos recursos precisamente no tienen). Predicaban la pobreza apostólica y la lucha contra el demonio. Este modo de vida fue extendiéndose poco a poco por el Imperio Romano de Occidente (hasta su caída, claro. Desde 313 hasta 476 tenemos poco más de un siglo para que arraigue el cristianismo y su auge a partir de entonces).

La figura del obispo fue clave para la difusión del monacato por el Imperio, y en Italia se potenció mucho más la del abad. Aquí encontramos a san Benito de Nursia y la regla que instauró para organizar la comunidad monástica a la que pertenecía. ¿Cómo resumimos la regla de san Benito? Con “ora et labora“, un estilo de vida austero, pidiendo limosna y dedicado a la vida contemplativa. La regla consta de unos cuantos capítulos, concretamente 73, y los puedes leer si pinchas aquí (muy recomendable, no tienen desperdicio alguno).

Sin embargo, igual que todo lo que sube, baja, el monacato europeu sufrió una importante crisis que empieza a partir del siglo VI-VII hasta el IX (no solo los órdenes monásticos sino toda la sociedad – desde la ruralización de los núcleos urbanos hasta un progresivo decrecimiento del comercio). Los monasterios se fueron transformando en centros en los que había estabilidad económica con el fin de preservar la cultura clásica y la cristiana. FUE ENTONCES CUANDO LA CULTURA EMPEZÓ A QUEDAR ENCERRADA EN LOS MONASTERIOS. Gracias, recordad que en España estamos volviendo a esto pero sin tanta religión: la cultura a manos de unos pocos, los que tienen dinero (no necesariamente – casi nunca- los que tienen cerebro). RESUMEN: si querías / necesitabas algo, recurrías a la iglesia, monasterio o abadía.

Con la llegada de Carlomagno en el siglo VIII, los monasterios se convirtieron en un instrumento de poder. La gent de la terra igual recuerda una gran serie titulada Arnau ***(por cierto, TV3 podría reemitirla o algo, era de lo poco que ha valido la pena en esta santa cadena junto con Nissaga de poder, Ermessenda, Serrallonga y La memoria dels Cargols); allí se ve claramente como la espada celestial (o el poder eclesiástico) tiene incluso más peso que el de la nobleza – aunque se ubique temporalmente sobre el siglo X y en una figura no real, nos interesa el contexto. Con el imperio carolingio, todo da una vuelta: se intenta re-instaurar el antiguo imperio romano, y todo, absolutamente todo se ve afectado por esta idea: arquitectura, poder, arte, filosofía y religión.

Hubo nobles como Guillermo I duque de Aquitania que erigieron una abadía para mantener su alma a salvo: la abadía de Cluny.

En la próxima entrada, hablaremos de Cluny y del Císter. Femenino en Catalunya. 🙂


*¿Os suena Nerón? Sí, ese que quemó Roma entera para cargarse un puñado de cristianos. Este es uno de los ejemplos. El Edicto de Milán fue la salvación de estas primeras comunidades.

** Ojo, que los benedictinos fueron los inquisidores más salvajes siglos más tarde. Poca broma.

*** A grosso modo: es la lucha de poder en época del casal de Barcelona, centrado en la leyenda del comte Arnau.

**** A todos nos viene a la cabeza una fecha: 711.

Jamás pensé

Jamás pensé que sería tan difícil. Que sería imposible que no te pasearas por mi mente en algún momento del día.

Jamás pensé que habría tantísimas cosas que compartíamos, pues ahora me doy cuenta de que casi cada cosa que hago me recuerda a ti. Incluso las que no hacías, puesto que siempre admiraste todo lo que hacían los demás. En realidad, siempre admiraste a cualquier persona que que conocieras. A casi todas.

Jamás pensé, que, incluso sabiéndolo, estaría zombi perdida. Y que pienso “estoy tonta, no sé qué me pasa”. Claro que lo sé. Sé que no te molaría absolutamente nada que hoy una pequeña parte de la humanidad esté así, aletargada, zombi y llorando por las esquinas. Permítenoslo, ni que sea sólo hoy.

Un abrazo fortísimo en el día de tu cumpleños. Algún día volveremos a ir a conciertos y a emborracharnos hasta el fin del universo. I love you.

Laura

Tiempo

Dicen que el tiempo lo cura todo. Es mentira. No cura absolutamente nada, sólo cambia las cosas: la forma de verlas, la forma de sentirlas. El tiempo nos hace crecer y, a priori, mejorar, aunque hay casos en los que sucede todo lo contrario.

Ya hace algún tiempo que me parece una eternidad. En algún momento del día me acuerdo de ti y, sobre todo, cada día soy más consciente y me pesan más las cosas que debí hacer y decirte y no hice. Y todo lo que quedaba por ver, porque con el paso del tiempo, todos cambiamos y dirigimos nuestras vidas hacia dónde queremos dirigirla.

Hace muy poco tiempo un colega que se llama como tú me mandó un whatsapp. Por una milésima de segundo perdí la respiración; un instante también eterno, como este escaso tiempo que ha pasado. Pensé que todo había sido mentira y que eras tú. Y en ese momento interminable, pasé a una euforia absoluta que se volvió la más profunda de las tristezas cuando confirmé que no eras tú. No podías ser tú. Es imposible.

El tiempo va corriendo y me va haciendo asumir con amargura que jamás me contestarás un whatsapp. Que ya no habrá conciertos. Que ya no habrá nada. El tiempo sólo cura, por ejemplo, el desamor. El resto de cosas permanecen envueltas en una burbuja vacía en el alma, en una cavidad dónde estás tú y sólo estás allí.

Con el tiempo una cambia la perspectiva de las cosas, sobre todo con las bofetadas que éste te propina, y seguramente te hace valorar el entorno de otra forma, tratando de aprovechar cada instante y cada persona porque todo es efímero.

Te quiero. Y siempre lo haré.

Actividad física y ejercicio físico: antónimos

Ayer leí el nuevo post de Bárbara Munar en el blog de la revista Sport Life (que compro mensualmente y sigo por todos los canales que puedo) y me sentí tan retratada que no pude evitar compartirlo por todas partes, puesto que me rodeo de personas que sienten exactamente lo mismo.

A veces el deporte es una afición que mola a nivel químico (por las endorfinas) y porque cuando se trata de algo en equipo, pasa a tener un carácter lúdico que lo ameniza. Pero cuando estás tú sola ante las pesas o la ruta, la superación es contigo misma y, por tanto, adquieres el compromiso contigo misma. Cuando empiezas a ver los numerosos beneficios que te aporta, puede que acabes decidiendo que ese hobby se convierta en tu modo de vida, como es mi caso y el de mucha gente que me rodea: lo mío no es vicio, es una necesidad que me ayuda a tirar adelante día a día. Eso es lo que sucede cuando ves lo que mola hacer ejercicio, tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Como el buen sexo: crea adicción 🙂

Muchas veces se considera que la gente que tiene una ocupación sedentaria, por ejemplo un trabajo de oficina, necesita más actividad física y, cuando tu trabajo es de pie y moviéndote, “ya estás” (como es mi caso). No es así puesto que no es lo mismo actividad física que ejercicio físico.

¿Porqué aunque me haya pasado 10 horas cargando peso, corriendo arriba y abajo por la tienda y haya consumido no me sirve como ejercicio?

Primero hay que tener claros los conceptos actividad física y ejercicio físico: la actividad es cualquier acto que conlleve el movimiento de los grupos musculares y el esqueleto, por ejemplo, teclear, ir al trabajo o andar, mientras que el ejercicio conlleva una planificación y, en consecuencia, se trabaja un aspecto concreto. Además, la actividad física puede generarte situación de estrés, lo que no le gusta ni a tu mente ni a tu cuerpo. En cambio, sí les gusta a ambas las endorfinas que segregas mediante el ejercicio físico.

Foto de septiembre. La técnica ha mejorado notablemente :D Cuando me toca entreno de piernas y luego 8 horas corriendo por la tienda, suelo querer morirme.

Foto de septiembre. La técnica ha mejorado notablemente 😀
Cuando me toca entreno de piernas y luego 8 horas corriendo por la tienda, suelo querer morir.

¿Porqué debo hacer ejercicio de forma regular y combinarlo con una alimentación adecuada y porqué se debe fomentar su práctica desde temprana edad?

  • Para estar bien a nivel físico y psicológico.
  • Para ser feliz.
  • Porque el ejercicio es salud en el sentido más amplio de la palabra.
  • Según el diario El Mundo, sólo un 28% de los niños y un 13% de las niñas hacen algo de actividad física de forma diaria: su actividad generalmente se reduce a 6 horas sentados en un pupitre (quizá 5 si coincide que es el día que se hace educación física, que en algunos centros hay hasta 2 días, como era mi caso: gimnasia y natación. SÓLO dos días. Ahora pienso que cada día debíamos hacer deporte). Si esto añadimos al aumento de obesidad infantil por mala alimentación, tenemos un futuro terrorífico.

¿Entiendes ahora porqué lo tengo como una forma de vida? 🙂

Todas gordas

Hoy me ha dado por recordar mi no adolescencia con las Spice Girls. Naturalmente que conozco sus “hits” pero no eran santo de mi devoción – por aquél entonces yo estaba obsesionada con los Beatles. He puesto el videoclip de Say you’ll be there y las he empezado a observar con atención. Todas delgadas. Continua llegint

Mosca muerta

Tú, mosca muerta que pones buena cara a todo el mundo y en realidad sólo buscas algo de lo que beneficiarte.

Tú, avariciosa que valoras el dinero por encima de todas las personas.

Tú, que pregonas el ser extremadamente confiada cuando el adjetivo que mejor te define es “aprovechada”.

Tú, que manipulas a la gente según tus intereses y echas a la basura a todo aquél a quien no puedes sacarle nada.

A ti que formas parte de dos años tormentosos, quédate tú con el problema y con el dinero que tanto aprecias. No invertiré en desearte lo peor porque ya lo tienes: ser así como eres.

Ale, ¡tal te la dé Dios! ¡No sabes lo contenta que estoy! 😀

Foto: Paolo Ricciuti

Y como yo sí soy generosa aunque borde y descarada, te regalo también una canción 🙂 Porque ser generoso no significa hacer cosas por otros esperando poder pasar la cuenta en algún momento, es hacerlo porque sí.