Perder el tiempo

¿Qué entendemos por perder el tiempo? Quizá lo que para ti es un despilfarro cronológico, para mi es una bendición de los dioses. Y al contrario. Sea como fuere, aunque haya obligaciones más urgentes en las que destinar nuestro tiempo,  nunca está de más tomarse un descanso mental y dedicarse a hacer cosas que nos motivan y nos llenan, por laboriosas que sean. Personalmente, me gusta el patronaje y coser. No obstante, últimamente no encuentro la inspiración necesaria para hacer cosas bonitas (o mínimamente decentes), y eso que el tiempo apremia y en menos de lo que esperamos tenemos los shows de fin de curso. Y nos encontraremos como siempre: cosiendo 3 días antes. Con los nervios. Y nos quedará visible, porque sinó, siempre hay el gran amigo de toda diseñadora, patronista y/bailarina: el imperdible.

Dicho esto, tenemos otro elemento que ha perturbado la adolescencia/juventud académica de muchas personas (como mínimo la mía): los Sims. Me considero más que aficionada a los videojuegos, sobretodo los RPG’s (role play games). Las aventuras gráficas, los beat’em ups (de lucha) y los juegos tontos también son mi perdición. Los Sims se encuentran entre los que han logrado que invertiera horas de estudio en construir casitas, hacer famílias felices y generar grandes riquezas y grandes progresos en la vida de un sim. Siempre pensé que ya que nunca conseguiría eso, como mínimo que alguno de mis bichos sí (seguramente hay algún estudio psicológico que explique porqué proyectamos nuestros deseos /miedos / inquietudes en otras personas,  incluso en seres ficticios). Lo cierto es que después de eones totalmente enganchada a ese juego (con matices, va a temporadas) he descubierto que tienen su función académica: es de dominio público que soy de letras y, en consecuencia o no (siempre he pensado que es más bien una causa) los números se me dan un poco mal. Los planos no son una excepción, y mucho menos cuando se trata de acotaciones, escalas y el uso del AutoCAD. Así pues, dibujar los planos de la exposición para mi era una tarea no diré complicada, pero posiblemente hiciera algo distinto a lo que realmente quería hacer. En consecuencia decidí encargarle los planos a un buen amigo diseñador industrial, quién amablemente se ofreció a la par que le quitaba dificultad a una tarea que para mi es más engorrosa que terminar las obras de la Sagrada Família. Pero claro, debía pasarle un dibujo con medidas… Y el horror vacui que sufro cuando tengo que empezar a redactar algo, ya sea el blog, un dibujo o un examen es equiparable al pánico escénico: muy agudo. De repente, bajaron las nueve musas y empezaron a bailar a mi alrededor… “Frisch, tienes un simulador de vida y de construcción que puede servirte para esta empresa”. Eureka! Lo encontré! La excusa perfecta para jugar a los Sims con fin académico:

Imagen: Los Sims 3, EA Games

Así pude hacer un simulacro de la exposición, captar imágenes de cada sala y poder hacer un plano con las proporciones de los elementos que habría en el interior. ¿Quién dijo que jugar a los Sims era perder el tiempo?

O lo que pretende ser

FOTO: Frisch
Corset: Frischmann

Anuncis

Un pensament sobre “Perder el tiempo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s