Endorfinas, testosterona. Felicidad opiácea.

Siempre se dicen los múltiples beneficios de una práctica deportiva de forma regular, aunque probablemente un contingente elevado de la población haga deporte según modas o según su necesidad, que la más común es la de “sentirse guapo” y/o “perder peso”. Aquí tenemos un gran error, porque lo primero que debe preocuparnos es estar sanos y en una buena condición física (sin riesgos cardiovasculares, respiratorios, de articulaciones, etc) y a partir de ahí querernos como somos. Aunque es complicado hablar del tema cuando el canon que se impone socialmente es el de marcar abdominales en los hombres y cuerpos altamente delgados en mujeres. Debo decir que es una lucha particular que llevo desde hace un montón de años.

Cuando alguien se apunta a un gimnasio con un objetivo de salud determinado, no hay ningún problema porque esa persona va directamente a lo que necesita. Me refiero, por poner un ejemplo, a alguien que se haya roto la pierna y prefiera hacer una recuperación activa con un entrenador personal en lugar de hacer los clásicos ejercicios de movilidad que se realizan en los centros de recuperación. Esta persona tiene una razón de salud y probablemente, si no tenía antes el hábito de hacer ejercicio de forma regular, se le genere después de ver que se siente mejor cada vez que lo practica.

¿Qué sucede con la práctica de deporte? Uno se siente lleno de energía – siempre y cuando vaya acompañado de una buena alimentación -, más alegre, más en paz, el carácter se regula (me refiero a que una persona irascible está ligeramente más calmada, en cambio, una persona más sosegada puede activarse un poco) y uno mismo se siente mejor, tanto a nivel interior como a nivel físico. ¿A qué se debe? Son las endorfinas.

Yo soy de formación humanística, museógrafa y demás cosas no vinculadas a la ciencia, así que la explicación que puedo dar de nuestras amigas las endorfinas puede ser bastante básica pero inteligible: se trata de cadenas de proteínas que segrega el hipotálamo en situaciones muy concretas, por ejemplo, en situaciones de dolor, el deporte, la práctica sexual y el enamoramiento. ¿Y porqué? Porque es un analgésico natural, y como vemos, se produce en situaciones que físicamente pueden “doler”, aunque según mi opinión duele mucho más el amor que el sexo. También hay alimentos que ayudan a su secreción, como el chocolate. No es que todo el mundo sea adicto al amor, porque como dice Nazareth, Love Hurts, pero sí que hay esa expresión que dice que “un clavo saca otro clavo”. Por norma general el sexo crea adicción y es por la secreción de endorfinas. ¿Qué tiene que ver? Sencillamente que las endorfinas son opioides y como tal, la sensación de bienestar que producen es tal que tenemos ganas de más. Es decir, los efectos son parecidos a los del opio, pero sin necesidad de fumar; ya lo crea nuestro propio cuerpo. Con el deporte pasa lo mismo. Se generan endorfinas y, además, testosterona. Ya tenemos la relación deporte y sexo.

Bici que tuve más de 15 años hasta que un desalmado me la robó.  Foto: FRISCH

Bici que tuve más de 15 años hasta que un desalmado me la robó. Foto: FRISCH

 

Así pues, el deporte sube la libido… en teoría, porque una mala práctica, en exceso o incluso según qué ejercicios pueden producir el efecto contrario. Justamente la revista Sport Life tiene un espacio dedicado a esto en el número de este mes (en la edición impresa). En resumen, los deportes de resistencia media y los entrenamientos de fuerza suben la libido y la testosterona (running moderado, natación, spinning, pesas, BTS, aeróbic, cardio medio) en cambio, entrenamientos de larga distancia y gimnasias suaves la bajan (maratones, yoga, stretching, pilates). Podemos encontrar la gráfica en la página 6.  Por esta misma razón un individuo después de hacer una competición de resistencia moderada (por ejemplo, una carrera de unos 10 – 12 km) o incluso de fuerza y técnica (artes marciales) suele sentirse muy a gusto consigo mismo y con un gran deseo.

Foto: MARIBEL

Foto: MARIBEL

Otro día hablaré de si la danza aumenta la libido o no. En mi opinión sí porque entra en juego el factor escenario y público, pero ya lo desarrollaremos en otra ocasión.

En resumidas cuentas: el deporte es necesario para la salud en general y también para la salud sexual. Probadlo, veréis como mejora la cantidad y la calidad de vuestras relaciones 🙂 . Y como siempre digo, nada mejor que practicar deporte con música, sobretodo con la que os gusta. Porque ir de conciertos también es una forma de hacer ejercicio (sino, que se lo pregunten a Los Coronas, que siempre proclaman la práctica del pilates del rock, que es justamente eso, ir a un concierto cada semana 🙂 ). Así que, como esta semana haremos pilates del rock con Arctic Monkeys, el martes con The Jokers y el miércoles con The Answer, os dejo con un temazo por si queréis salir a correr 🙂

https://soundcloud.com/theanswerrock/scream-a-louder-love

Salud y deporte!

Frischmann

Referencias:

http://www.cronica.com.mx/notas/2006/271699.html

http://www.runners.es/nutricion-salud/bienestar/articulo/correr-aumenta-deseo-sexual

http://www.rpp.com.pe/detalle.php?nid=209381

Y por supuesto la lectura mensual de Sport Life, una publicación que recomiendo encarecidamente.

Anuncis

6 pensaments sobre “Endorfinas, testosterona. Felicidad opiácea.

    • La verdad es que sí. Por eso, para estar bien regulados en general lo idea es practicar deporte a diario a ser posible. Llega un punto que aunque trabajes mil horas sacas tiempo de dónde sea para levantar peso en la multipower 😀

  1. ¿Para qué subes esa montaña si luego la bajas? Para poder sentir el subidón de alcanzar una cima real, física y tangible después de esforzarme y dejar la lengua en el camino… y no tiene nada que ver con subir por las vistas sino porque de verdad sientes una satisfacción indescriptible, algo parecido a la mirada de un perrillo en un día de nieve, alegría para el cuerpo. Distintas maneras de llamar a las endorfinas 😉

    • Totalmente de acuerdo :D. Como decía un compañero de curro en el gimnasio, “el deporte es… sufrir y que encima te guste”. De vez en cuando muero de microtraumatismos (o agujetas) pero no son tan bestias como para no poder moverme y hasta me gusta. Ahora mismo tengo en los oblicuos xD.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s