Carnet de ciclista.

Hace tiempo que estoy al tanto del asunto pero hoy he vuelto a leer una noticia que me ha dejado pasmada: en distintas localidades se colocan trampas para ciclistas. Sí, habéis leído bien, trampas para ciclistas. Es que molestamos incluso en el bosque, dónde no hay conductores nerviosos que no pueden esperar un segundo para adelantarte. Vivo en Barcelona, ciudad que dicen que está dotada de un buen circuito de carriles bici pero que yo considero insuficiente. La cultura del ciclismo urbano no está instaurada, no nos engañemos. La mayoría de vehículos, cuando ven una bici circulando correctamente por la derecha de la calzada, empiezan una retahíla de insultos en los que seguramente aparecen Dios, nuestras famílias y nuestras madres. Con un epíteto apelando al oficio más antiguo del mundo. Somos molestos. La bici sólo está bien para que los críos correteen por los parques; ¿qué nos hemos pensado cuando decidimos desplazarnos por allí dónde no hay carril? ¿Quiénes somos nosotros? No somos nadie y por eso no se nos respeta. Y tampoco se nos respeta porque hay muchísimos usuarios de bici (que no ciclistas) que contribuyen a esta infundada mala fama.

Usuarios de Bicing, por ejemplo. Hay quien considera que Bicing es un buen sistema para aprender a circular. Error. Las bicis de este servicio deben ser usadas como un vehículo más, y si tienes un semáforo rojo, coges y te paras. Y si quieres ponerte delante de un ciclista y no puedes adelantarlo sobre la marcha, pues será que ese individuo es más rápido que tú, así que no seas incívico y no adelantes cuando tienes que estar detenido porque puedes ocasionar accidentes. Esto me pasa a menudo; no soy profesional ni por asomo pero me considero rápida, llevo años practicando ciclismo en pistas de montaña. He tenido bici desde siempre, empecé a trastear una preciosidad alemana de piñón fijo y freno a pedal con 4 años, hasta que me compré mi primera MB, una Orbea que quedó obsoleta en poco tiempo. Luego vino mi Kona roja, que podéis ver aquí  hasta que algún desalmado decidió robarme en 5 minutos que la dejé amarrada en la puerta de un centro comercial. El comentario maligno viene cuando, pensando en que esa bici hacía años que fallaba a nivel de frenos, pedales y piñones, deseé que fallara del todo y propinara un buen susto al ladrón. Y ahora dispongo de una belleza llamada Weissie, juego de palabras y haciendo honor a su color. Siempre me he caracterizado por correr, vigilar e ir con 50 ojos pero no dejar atrás mi brusquedad y caer constantemente. No obstante, no hay stop que no respete y giro que no indique. ¿Porqué deberías, conductor, putearme? Sin embargo, desde las dos ruedas no paro de ver usuarios de bici (repito, que no ciclistas) que se pasan las señales por la torera.

Y es que desde aquí reclamo que se regule el uso de la bici mediante un examen de código vial y de circulación. ¿Lo veis exagerado? Yo no, así se filtrará muchísimo en la gente que le da un buen uso y la que no. Como el examen de conducir: si no sirves, no sirves. Y por otro lado, los pocos carriles bici de qué disponemos son carriles bici.

¿Qué no debe haber en un carril bici?

– Viandantes

– Motos

– Coches en doble fila

– Rollers, skaters

– Runners

– Cubos de basura

– Guiris haciendo cola para entrar en la sagrada família

– Borrachos haciendo botellón y dejando cristales

Pero es que cada vez que leo que han atropellado a un ciclista porque no se ha respetado la distancia de 1,5 m me entran ganas de llorar. ¿Porqué no sois capaces de vernos como un vehículo más? ¿Porqué, viandante, no puedes ir por el centro de la Diagonal en vez de ir por las líneas del carril? ¿Es que acaso te pierdes y quieres ir recto? Y tú, usuario de bici, ¿porqué no respetas ni una maldita señal?

Todo esto provoca que haya gente sin cerebro que coloque trampas como las que he podido leer en Bicihome. Esta gente debe considerar que “si quieres ir en bici, coges la estática o haces ciclismo indoor”. Claro que sí, no esperaba menos de un país en qué el deporte más practicado es el de ver el futbol en un bar. Y yo no dejaré ni de hacer mis rutas ni de circular en bici, por mucho que me digan “ciclista de mierda”. Hace algún tiempo, llegando a la carretera de les aigües (que en fines de semana el acceso está lleno de coches que transportan: paseantes, runners y bicis – dato curioso que te subas la bici en coche) un “señor” en coche se encontraba bloqueando el acceso a la infinidad de ciclistas que frecuentan la plaça dels maduixers. Siempre me he preguntado porqué pueden acceder vehículos – que no servicios – a unas pistas naturales, teniendo acceso mediante ferrocarril y funicular. Ese tipo me dijo algo así como “me cago en los putos ciclistas, siempre estáis en medio. Hasta aquí tenéis que dar por culo. Si hicierais como todo el mundo y subierais andando o en coche, esto no pasaría”. Me vi obligada a apearme de mi bici robada y decirle al señor lo siguiente: “oiga, usted lleva un par de bicis en la baca. No sería más saludable para usted y el planeta que subiera en bici hasta aquí así evitaríamos la congestión innecesaria de coches? Si la preferencia aquí es de las bicis, qué coño está diciendo? Creo que el sobra es su Audi”. Evidentemente su respuesta fue llamarme algo tan elaborado como “zorra”.

Nos hace falta a todos una buena lección de civismo. Y a los que mantienen que Barcelona es una ciudad que pretende ser sostenible, fomentar el respeto entre todos los conductores, lleven el vehículo que lleven.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s