Un reloj por corazón.

Ayer justo terminé La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu. Me quedé pensando. Lo cogí en un momento de mi vida que pensaba que tal vez necesitaba leer para entender porqué no permitía que nadie se me acercaba. Digamos que un chico con un reloj en el corazón era el símil perfecto para alguien a quien le habían clavado 500 cuchillos en el órgano y que, en consecuencia, tuvo que sustituirlo por una piedra.

Lo terminé y me quedé pensando. Jack nace con una deficiencia en el corazón y para mantenerlo funcionando, le instalan un reloj viejo, que ya pasa a formar parte de su ser. Ese reloj responde a sus emociones: a las alegrías, los nervios, a todo. Además, si quiere que no se le rompa, debe seguir las normas de su mecánica: no tocar las agujas, dominar la rabia y sobretodo y más importante, no enamorarse. Jack decide desafiar a su corazón y arriesgarse, y nota como le duele y le hace cosas raras. Hasta que llega el día por el que todos pasamos: el del desamor. Siente que le duele tanto físicamente el corazón que morirá de ello y el desamor hace que él mismo prefiera cambiarse el corazón. El caso es que allí aparece un perfil muy marcado de persona: alguien a quien hace falta crecer, que es objeto de burla de los demás por tener una particularidad, que siente celos y que al final, madura. Y asume su situación. El amor llega pero también se va. Y puede resignarse a vivir sin ese, sin que la mecánica de su corazón se estropee.

Así pues, es muy posible que a nosotros nos instalen unas normas, incluso nosotros mismos, para evitarnos sentir esos dolores que parece que vayan a perforarte el cuerpo y dejarte muerto. Nos regimos por una mecánica; hay quien se arriesga más a que se le rompan las agujas y hay quien prefiere encerrar su corazón con llave y no dejar que nadie acceda a él. Yo no soy quién para decir qué es mejor o peor, sólo puedo afirmar que el libro me ha ayudado a entender como funciona mi corazón. Porque, a fin de cuentas, esto es así.

Y… hablando de amor… aquí os facilito de nuevo un ejemplo de alguien que hace que se me aceleren las agujas :).

 

 

 

 

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s