Wonder Woman o de cómo nada ha cambia excepto la fuerza.

Ayer, después de algunos intentos, pudimos ir a ver Wonder Woman. Es una película a la que le tenía muchas ganas, puesto que ese es mi personaje favorito desde siempre (junto con Batman – sí, soy de DC -, aunque debo reconocer que cuando decidí hacerle caso al Capitán América, Batman ha quedado el segundo). Para mi, el personaje de Wonder Woman ha representado siempre una mujer fuerte, física y mentalmente, sin prejuicios más allá de combatir el mal. Nos hemos hecho ahora todas muy fans de ella y la abrazamos como el ejemplo a seguir, pero no deja de ser la misma mierda de siempre, lo que esperan de nosotras pero con una fuerza descomunal. Teniendo en cuenta que WW es una chiquilla que sufre cuando no hay paz y que, Steve Rogers (Captain America) es para mi el superhéroe más humano – y los encuentro muy parecidos en cuanto a valores- iré comparando porqué no deberíamos querer ser Wonder Woman tal y como nos la venden en la película.

Así en líneas generales, la película me gustó: tiene buenos efectos, me recuerda bastante al tipo de filmación de 300 (en los ataques en cámara lenta, como si de viñetas se trataran) y lo que desprende a grosso modo también, puesto que tienes a una chiquilla que se ha criado en una burbuja, como buena amazonas, que es autosuficiente, que vela por la paz y la justicia. Con unos valores que debería tener toda la humanidad. Pero más allá de eso, Wonder Woman no deja de ser la mujer fina y delicada que se espera que seamos, la mujer que se enamora, la mujer sensible:

La iconografía de las amazonas está bastante presente en nuestras mentes. Cuando pensamos en una de ellas, ¿qué nos viene a la cabeza? ¿una mujer robusta como Xena o una chica finita sin ningún tipo de tono muscular como la Wonder Woman de la película? Y matizo, WW de la película porque el personaje de cómic tenía músculos. No muy exagerados, pero los tenía. Supongo que una mujer con músculos no mola, porque se escapa al cánon de “delgada, fina, bonita”. La gente que me conoce sabe que a mi me da absolutamente lo mismo como sea cada persona, es más, me gustan prácticamente todos los cuerpos del mundo, me parecen bonitos en su mayoría, pero el tema no es este, es el de cambiar un personaje por seguir un cánon estético. Nadie que haga algo de deporte se creerá que alguien sometido a un duro entrenamiento como el de las amazonas sigue siendo así, sin tono. Lo dicho, no queda bien. Pero sólo son las protagonistas, porque el resto de amazonas están fibradas (pues claro, joder, ¡entrenan! si entrenas, te desarrollas y no pasa absolutamente nada). ¿Si WW hubiera sido gorda, ¿la hubieran puesto delgada? Es más, para que todavía nos queme un poquillo más, el protagonista está fibrado. Claro, no puede ser que salga un chico desnudo y que no tenga músculo. Todas sabemos que si hubiera sido Wonder Man, habrían procurado que fuera culturista (repito, no es nada en contra de la actriz ni muchísimo menos, sólo faltaría).

De hecho, Steve Rogers sufre una mutación genética y de ahí a que sea el icono que es. Pero Rogers era un tirillas. ¿Hubiera quedado bien que sacara la fuerza de la nada un Capitán América tirillas? Claro que no. Aunque el personaje es así, como es. Igual que WW tiene músculos en las ilustraciones.

Espero que si alguna vez se rueda She Hulk, no pongan a una persona totalmente sin tono muscular pintada de verde, porque eso ya será un claro SE RÍEN DE NOSOTRAS.

WW es “wonder” porque le gustan los niños: ve un bebé y “ohhhhh un bebé”. Instinto maternal. Inherente a toda mujer que se precie. Nos la han vuelto a colar, hay mujeres que no quieren ser madres. No es una crítica a quien quiera serlo: es que siempre va de la mano. Ahora pregunto (porque no soy omnisciente): ¿hay algún superhéroe macho al que se le coloque un bebé? Leónidas es padre y se ocupa de su hijo; que está con Gorgo y se queda con ella cuando se va a la batalla de las Termópilas. Pero los Espartanos son otra historia. Y es sufrida, muchísimo; la ves cómo simpatiza con el dolor ajeno, porque nos han enseñado eso. ¿Acaso a Steve Rogers no le afecta lo que le pase a la gente? Pues claro, por eso lucha por su patria. Y aún siendo el superhéroe más humano según mi parecer, sigue guardando la distancia: empatiza, no simpatiza. Simpatizar puede llevarte a ser irracional, puesto que sufres lo ajeno como propio, y no serás objetivo. Tenemos otro cliché más para el saco <3.

Y así, a grandes rasgos, lo que más me fascinó es que Wonder Woman luche por el amor <3. El Capitán América también lucha por el amor, el amor a unos ideales. Como todos, luchan por algo. Pero Wonder Woman lucha por el amor romántico, el que despierta cuando le dicen “te quiero”. Cuando se da cuenta de que está enamorada. Está claro que tiene todo el derecho del mundo a enamorarse, el ya mencionado Capitán América se enamora. Y también lucha por el amor, por el amor a sus ideales, por la paz, no por el amor romántico. La amazona que no se sentía inferior a los hombres, que los trataba de iguales, pasa a subyugarse a lo de siempre.

En resumen, como película y valores en general, está bien. Pero si queréis ser Wonder Woman, sedlo de verdad, no un holograma de mujer empoderada.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s